Romina y Julián

Jamás les negamos “su verdad”, supieron desde siempre la supieron, hoy a 27 años de la llegada de la niña y a 23 del niño, miramos hacia atras el camino recorrido, en donde hemos sorteado preocupaciones…

A través de alguien muy cercano a la Fundación Adoptare, hemos podido leer las cartas de muchos papás, y queremos compartir nuestro testimonio con todos aquellos que sin conocerlos, nos sentimos allegados, porque tenemos mucho en común: el deseo, la necesidad y la ilusión de ser llamados papá y mamá, sin importar el RH de ese ser que de por vida será nuestro/a hijo/a. Hace muchos años, tantos como casi 29, decidimos ser papás “del corazán”, la vida nos habia negado la posibilidad de serlo biológicamente, pero quien podía negarnos la factibilidad de serlo desde nuestros sentimientos y voluntad. Iniciamos los trámites, y aguardamos 9 meses, si , casi tanto como un embarazo, nos preparamos como lo hacen todos los papás, anunciamos a quienes nos rodeaban la noticia, estabamos ansiosos y jubilosos al mismo tiempo. El día en que nos llamaron, fue inolvidable, se mezclaban las risas , los nervios, la emoción y la excitación con nuestra familia que compartía todo esto. Pero… el momento en que nos pusieron en los brazos a nuestra hija, fue algo que jamás olvidaremos, tal vez nos despegamos del mundo, eramos Ella y Nosotros. Pasamos la primera noche en contemplación, una vida pequeñita, muy pequeñita, porque habia nacido prematura dependia de nosotros, nuestra vida se centraba en Ella. Mi madre me dijo con pocas pero sabias palabras en el momento que entramos en casa con la bebe en los brazos: “De ahora en mas vuestras vidas no han de ser vuestras hasta el ultimos instante de vuestras vidas…..” La niña se ha hecho mujer, tiene 27 años hoy y nuestro pensamiento está siempre con ella. Ahora está por formar su propia familia. Creció casi sin darnos cuenta, era dulce, cariñosa, observadora, muy sana, se desarrolló practicando deportes, ya en la etapa del jardin, comenzó a demostrar su inclinación que luego con el paso de los años fue su vocación, su ciclo primario fue sin tropiezos, en el secundario no tuvo dificultad, y finalmente concretó su universidad, asi de tranquilo fue su ritmo pero denotando un caracter seguro, y una capacidad creativa asombrosa, por la cual se recibio de Diseñadora Grafica, egresada de la UBA. Es tenaz y perfeccionista, profunda y critica. Pero no quedo todo en ella, queriamos que compartiese su vida con un/a hermano/a, y decidimos intentar una segunda vez. En este caso esperamos un poquito más, hasta que llego nuestro hijo, un bebe rozagante, que fue la delicia y la alegría de la casa. Su llegada nos hizo conocer otros sensaciones, tan arrobadoras como las anteriores, ambas quedarán en nuestra memoria de por vida. El fue como un tembladeral, inquieto, audaz, atropellado por momentos, pero siguiendo los pasos en las distintas etapas con caracteristicas diferentes, tambien cumplió con todos sus ciclos, hoy es un Lic en Recursos Humanos , un ser increible, independiente, ávido , seguro, seductor, pero por sobre todo ambos son seres libres, con valores y principios, que segun su propio decir lo mamaron en casa, de papá y de mama. Que más se puede pedir y que mejor escuchar de ellos que su propio juicio. Jamás les negamos “su verdad”, supieron desde siempre que eran “nuestros hijos del corazon”, hoy a 27 años de la llegada de la niña y a 23 del niño, miramos hacia atras el camino recorrido, en donde hemos sorteado preocupaciones, enfermedades de los niños, sabido de satifacciones por logros obtenidos,disfrutado de viajes y paladeado su crecimiento cierto y valioso y nos decimos : “Valió la apuesta a la vida”, y ellos tienen bien grabado que jamas deben juzgar a quien no pudo o no supo como retenerlos, rescatan que apostó a la vida porque les permitió que llegaran a nacer y por esa invalorable decisión hoy formamos “una familia”. Desde nuestro sencillo testimonio les alentamos a todos aquellos que estén en la espera , para que no bajen los brazos, que vale la pena andar el camino, porque los hijos son lo mejor de nuestras vidas…. Esperando que nuestras palabras les acompañen, les dejamos nuestro afecto.